5° ANIVERSARIO DE LA VERGÜENZA

EL NO CASO DEL 14N EN LOGROÑO

Información sobre el proceso de Pablo y Jorge a punto de cumplirse cinco años

¿Qué es el #NoCaso14N, qué paso aquel día y por qué seguimos hablando de ello cinco años después?

Plataforma Stop Represión de La Rioja, noviembre de 2017

El 14 de Noviembre de 2012 se convocó una HUELGA GENERAL para protestar contra la reforma laboral y la pérdida de derechos de la clase trabajadora. Jorge y Pablo, participaron en esta jornada junto con su sindicato. En Logroño, la actitud de los antidisturbios fue de constante amenaza y provocación. A pesar de ello, la manifestación finalizó con un ambiente de alegría por el éxito de participación. En este momento, ante la perplejidad de las manifestantes, se produjo una brutal carga de la Policía Nacional. Ni la presencia de personas mayores, ni la de niños y niñas impidió los porrazos y los pelotazos de goma. El resultado: varias personas heridas, multas millonarias a personas vinculadas a movimientos sociales, sindicales y políticos, y tres sindicalistas detenidos e imputados.

Pablo fue el primero, simplemente llevaba un cartel cuando fue salvajemente golpeado y arrastrado hasta el coche policial por los antidisturbios. A Pablo se le acusa de tirar una piedra que iniciaría las cargas, sin embargo, podemos ver en los vídeos que es un globo de pintura rosa lo que origina la carga. También se le acusa de tirar ese globo que ensuciaría el uniforme del actual Comisario jefe de la Policía Local, pero podemos ver que éste ya está manchado cuando va a por Pablo, y que nuestro compañero se encuentra con las manos en alto sosteniendo ese cartel, por lo tanto ni la piedra existe, ni Pablo tiró ese globo del que se le acusa. Todo lo que se le quiere imputar a partir de ahí es simplemente imposible porque desde ese momento Pablo está retenido en el coche policial. A Pablo le quieren condenar a 7 años de cárcel.

Al día siguiente es detenido Jorge. Jorge dio un discurso con el megáfono al finalizar la manifestación y canta lemas propios de una jornada de huelga general. Como podemos ver en los vídeos, sus palabras son tergiversadas, otras simplemente inventadas y usadas para inculparle de varios delitos. A partir de ahí, todas las acusaciones son, sencillamente, imposibles. Cuando se inicia la carga Jorge no se encontraba en el lugar de los hechos, tras su discurso se marcha ya que entraba a trabajar en el turno de noche. Ante tal evidencia, y después de tres años, el fiscal termina solicitando para él 2 años de cárcel y no 9 como había hecho hasta ese momento. De forma inexplicable, el relato de los hechos no es modificado en absoluto.

Todo esto no hace sino corroborar la existencia de listas negras de militantes y activistas de donde su nombre (y su pertenencia al sindicato CNT) fue extraído. Así como los nombres de las personas a las que posteriormente se les abre un expediente sancionador, ya que ninguna de ellas fue identificada en esa jornada de huelga.

Existe numeroso material audiovisual grabado por manifestantes en los que se puede verificar que las acusaciones vertidas sobre ellos son falsas. Material que se ha hecho público desde el principio. Sin embargo, las únicas pruebas que aporta el fiscal para demostrar sus acusaciones son el interrogatorio de las partes y los testimonios de los agentes, ya que las grabaciones policiales que debieran testimoniar sus declaraciones han sido eliminadas por considerarlas “desechables”, a pesar de haberse iniciado un procedimiento penal horas después de ocurrir todo. Las imágenes de las cámaras del Palacete del Gobierno, dicen que se han “extraviado”.

El pasado 15 de mayo, tras años de contradicciones y fluctuaciones en las acusaciones, tuvo lugar la vista de previa conformidad. Una vista en la que el fiscal intentó llegar a un acuerdo reduciendo las penas a nuestros compañeros, siempre que admitieran la culpabilidad de los hechos. Sin embargo, fue un día en el que una vez más, Pablo y Jorge nos dieron muestra de su valor y dignidad al no querer llegar a ningún pacto que distorsionara lo ocurrido aquél 14 de noviembre.

Jorge y Pablo son víctimas de un montaje policial, vigilados y castigados por defender los derechos de todos los trabajadores y trabajadoras. Después de cinco años ya tenemos fecha de juicio, los días 9, 10 y 11 de abril estaremos con ellos, sin titubeos. Este arduo proceso puede que esté llegando a su fin. Por eso os llamamos a seguir mostrando vuestra solidaridad con los compañeros, a seguir acompañándoles para que sientan, más que nunca, que estamos con ellos. Nos quieren aislar pero Pablo y Jorge nunca estarán solos porque cuando tocan a unx, nos tocan a todxs.

Seguiremos luchando hasta que cese este ultraje, hasta que retiren esos cargos que les imputan. Reivindicamos el derecho fundamental de vivir sin miedo, sin que el poder reprima y criminalice a quienes luchamos por nuestros derechos, por un mundo más justo, por la libertad.

Si nos buscan casa por casa, responderemos codo con codo

#NoCaso14N


Accede al programa completo con toda la información sobre las jornadas.

5° ANIVERSARIO DE LA VERGÜENZA

Del viernes 10 al sábado 18 de noviembre de 2017

Anuncios